Skip to main content

La ley Hipotecaria de 2019 estableció el acta de transparencia para proteger a los compradores de viviendas con hipoteca. Este documento clave ofrece información crucial sobre el préstamo y garantiza que el cliente comprenda los términos antes de firmar. En este blog, te explicamos qué es el acta de transparencia, cómo obtenerla y quién la firma.

¿Qué es y cómo obtener el acta de transparencia de una hipoteca?

La crisis inmobiliaria de 2008 evidenció la necesidad de proteger a los consumidores de prácticas abusivas por parte de las entidades bancarias en la concesión de hipotecas. Como respuesta, la Ley Hipotecaria de 2019 introdujo el acta de transparencia, un documento fundamental para garantizar la transparencia e información al cliente antes de firmar un préstamo hipotecario.

¿Qué es el acta de transparencia?

El acta de transparencia es un documento que recoge la información esencial sobre la hipoteca que se va a contratar, permitiendo al cliente comprender a fondo las condiciones del préstamo antes de firmarlo. Este documento forma parte de las medidas de protección al consumidor establecidas en la Ley Hipotecaria para evitar situaciones de indefensión y malas prácticas por parte de las entidades bancarias.

¿Para qué sirve el acta de transparencia?

El acta de transparencia tiene como objetivo principal garantizar que el cliente que va a solicitar una hipoteca tenga toda la información necesaria sobre el préstamo de manera clara y comprensible, y que haya tenido tiempo suficiente para revisarla y comprenderla antes de firmar el contrato. Esto incluye aspectos como:

  • El tipo de interés y las condiciones de pago.
  • Las comisiones y gastos asociados a la hipoteca.
  • Las cláusulas del contrato, incluyendo las cláusulas de amortización anticipada o cancelación.
  • Los riesgos asociados al préstamo, como las hipotecas multidivisa.
  • El derecho del cliente a recibir asesoramiento independiente antes de firmar el contrato.

¿Cómo obtener el acta de transparencia?

La entidad bancaria con la que se va a contratar la hipoteca es la responsable de proporcionar al cliente toda la información necesaria para la elaboración del acta de transparencia. Para ello, el cliente deberá solicitarla con antelación suficiente a la firma del contrato, como mínimo con 10 días de antelación.

La documentación necesaria para obtener el acta de transparencia incluye:

  • La Ficha Europea de Información Normalizada (FEIN), que resume las condiciones generales del préstamo.
  • La Ficha de Advertencias Estandarizadas (FAE), que detalla los aspectos más relevantes y los riesgos asociados a la hipoteca.
  • Un documento que especifique el tipo de interés y el coste total del préstamo.
  • En caso de existir, un documento que describa los productos vinculados a la hipoteca y sus condiciones.
  • Un documento que detalle los gastos de gestión y otros costes asociados al préstamo.
  • Una copia del contrato hipotecario completo.
  • Un documento que acredite el derecho del cliente a recibir asesoramiento notarial.

¿Quién firma el acta de transparencia?

El acta de transparencia debe ser firmada por el cliente y por el notario ante quien se formalice la firma del contrato hipotecario. El papel del notario es fundamental en este proceso, ya que actúa como garante de los intereses del cliente y se asegura de que este comprenda plenamente las condiciones del préstamo antes de firmar.

Conclusión

El acta de transparencia es una herramienta fundamental para proteger los derechos de los consumidores que solicitan una hipoteca. Este documento garantiza que el cliente tenga acceso a toda la información necesaria sobre el préstamo de manera clara y comprensible, permitiéndole tomar una decisión informada y responsable antes de firmar el contrato.